Go to Top

Marruecos

MARRUECOS EL PAIS DE LOS SENTIDOS

 

Tendría que visitar Marruecos para entender la dualidad de sus ciudades y sus gentes. Donde convive la modernidad y la tradición sin conflicto aparente. Donde comunicarse es razonablemente fácil, pues en todas las ciudades del norte se habla el Español y en prácticamente todas las grandes ciudades, además del Francés que es el segundo idioma y el Ingles en todos los centros turísticos. Otra curiosidad agradable es la Gastronomía marroquí que es básicamente mediterránea y tan variada como zonas hay en Marruecos. A probar el Cuscus, la pestilla, el tajin, los pinchos etc. Ni dejar de tomar un Té con menta en algún Cafetin con los parroquianos. La generosidad y hospitalidad del pueblo marroquí son legendarias. A buen seguro, siempre que usted ponga de su parte, harán todo lo posible para que nunca olvide este viaje. No olvide su cámara de Fotos que seguro que inmortalizará más de una curiosidad.

Paisaje único, playas idílicas y gastronomía de sabores auténticos. Marruecos es el destino perfecto para viajar solo o en compañía. Bienvenidos a África.

 

Marruecos ha aprendido a vivir del turismo y a potenciar sus riquezas, por eso el turista nada más aterrizar es tratado con, a veces, excesivo cuidado

Paisajes y Diversidad le ofrece como agencia de viajes una información actualizada sobre museos y lugares arqueológicos, historia del Islam, costumbres, cocina, artesanía del país, tiendas, consejos de viaje, planos de las principales regiones y ciudades, direcciones de consulados, de hoteles y restaurantes, de albergues y campings y detalles sobre actividades deportivas y de ocio.

 

Dependiendo de su itinerario, los sentimientos que pueda tener sobre Marruecos pueden cambiar durante el transcurso de sus vacaciones e incluso después de haber vuelto de vacaciones. El país tiene una mágica apariencia que atrae a muchos una y otra vez, ansiosos de descubrir más sobre esta mística gema

  

Más información sobre Marruecos

Marruecos, la magia aún existe

Marruecos constituye un lugar fascinante en el que el visitante se ve sumergido en un oleaje continuo de nuevas sensaciones que despiertan las más variadas emociones.

Marruecos es lugar de medinas, zocos, mezquitas y amplias avenidas flanqueadas por frutales. Es tierra de mágicos desiertos y fértiles oasis, de playas paradisíacas de arenas blancas y aguas transparentes, de bosques de coníferas de gran belleza, de parques naturales con una rica fauna y de grandes cadenas montañosas con impresionantes cumbres en las que la nieve permanece durante casi todo el año.

En sus hermosas ciudades imperiales -Fez, Marrakech, Meknés y Rabat- se pueden admirar las construcciones que las distintas dinastías marroquíes dejaron a su paso, evocando un tiempo de esplendor histórico y cultural que aún se puede revivir a través de la observación y la contemplación.

Y continuando con el hechizo, como si de un espejismo se tratara, Marruecos ofrece majestuosas fortalezas de color arena y ciudadelas de un encanto sin igual. Ciudadelas que salpican la denominada Ruta de las Casbahs, las antiguas fortalezas beréberes.

En el cruce de los caminos que llevan a los valles del Draa, el Dadés y el Ziz, en Ouarzazate, se puede iniciar un recorrido inolvidable por una de las más fabulosas sendas turísticas de todo el continente africano.

Con un poco de suerte se podrá admirar la grandeza de los míticos hombres azules, los beréberes y sus mujeres con los cabellos teñidos con henna y con enigmáticos tatuajes que adornan la cara, los pies y las manos.

En las proximidades del litoral marroquí, la siempre fascinante Casablanca con la extraordinaria Mezquita de Hassan II, la deseada Tánger y la antigua posesión portuguesa de Agadir permanecen como mudos testigos del pasado, sin olvidar la alegría que desborda Rabat, la capital del reino. Más allá, la majestuosa Tetuán, situada a los pies del Rif, y la belleza de Essaouira son otros de los alicientes para el viajero.

La cultura, la aventura, el disfrute de la paz y la tranquilidad bajo el sol de las playas, la agitación de los zocos y el arte del regateo, la práctica del más insólito de los deportes, la degustación de los platos marroquíes o la afabilidad de sus gentes son tan sólo algunos de los motivos que hacen que Marruecos sea un destino muy buscado por los viajeros.

Por eso, visitar Marruecos es realizar el más cercano de los grandes viajes. Marruecos es el punto de arranque ideal para el viajero a Africa. Un salto fácil de Europa, puede ser un lugar amistoso, agitado y estimulante. Se amontonan mercados al aire libre a lo largo del país con alfombras, tallas en maderae, y joyeria. El primer producto del país es el cuero, del que dicen que es el más fino del mundo.

Marruecos ha desarrollado un mosaico de tradiciones artísticas. El hilo que une a todos es la música; del estilo clásico que desarrolló en la España musulmana y las tradiciones musicales cuentistas del Berbers indígena a través de la fusión contemporánea de estilos africano y francés.

Aunque identificado más con Argelia , el rai (opinión) es el estilo musical con mas fuerza en las ciudades de Marruecos. A pesar de sus ritmos árabe-africanos (debe mucho a la música beduina), combinan instrumentos eléctricos para crear un efecto hipnótico.

La artesania es importante en Marruecos. Su “Maronquinerie” ha sido apreciado comercialmente desde el siglo XVI. Una herencia igualmente rica se mantiene viva en la producción de alfombras, alfarería, joyería y tallas de madera. Los tableros pintados y esculpidos para la decoración interior junto con los azulejos siguen siendo muy empleados en la ornamentación de interiores en edificios religiosos y casas adineradas.Los mashrabiyya, pantallas que les permiten a las mujeres musulmanas observar la ocurrencias en la calle sin ser vistas.

Marruecos ha inspirado a toda clase de artistas.

El artista Eugenio Delacroix Neo-barroco francés el bucketloads consagrado de pintura a la imaginería marroquí después de una visita en 1830. Las escenas del mercado, vida del harén y cazas del león dominaron sus lienzos. Un siglo después Hollywood entro tambien en una especie de Marruecos-manía. Priemro con Marlene Dietrich en Marruecos. Esto fue seguido por los 1942 Casablanca y mas tarde Peter O’Toole como Lawrence de Arabia, el país se había vuelto una tierra de fantasía.

Lo que debe saber antes de viajar a Marruecos

¿Qué documentación necesito para viajar a Marruecos?

Para entrar en el país es necesario el pasaporte en vigor por un mínimo de 3 meses, teniendo en cuenta que la estancia máxima permitida en el caso de turistas no puede exceder los 90 días al año. Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan ningún visado de turista para entrar en Marruecos.

¿Cuánto dura el vuelo desde España?

El vuelo directo entre Madrid y Marrakech no suele durar más de una hora y media. En el caso de volar hacia Casablanca 1.45 h Tánger u otras grandes ciudades, la diferencia se amplía o reduce unos 15 minutos aproximadamente.

¿Tengo que vacunarme para viajar a Marruecos?

No es obligatoria ninguna vacuna

¿Dónde está la embajada de Marruecos?

La embajada de Marruecos en España se localiza en Madrid, concretamente en la calle Serrano, 179. El teléfono de contacto es el 91 563 10 90 y el correo electrónico correo@embajada-marruecos.es.

¿Es necesario contratar un seguro médico?

Es muy recomendable contratar un seguro médico con la cobertura más alta posible para que, en caso de cualquier accidente, no tengamos ningún problema a la hora de ser atendidos por personal médico o cuestión de traslado.

¿Cuál es la moneda de Marruecos y dónde debo cambiar el dinero en euros?

La moneda oficial del país es el dirham marroquí. Cada dirham se corresponde aproximadamente con 10 céntimos de euro. Se debe cambiar el dinero en bancos o casas de cambio oficiales y es preferible no cambiar todo el dinero de una sóla vez, sino ir haciéndolo en función de las necesidades.

¿Cuál es el idioma oficial del país?

El idioma oficial de Marruecos es tanto el árabe clásico como el bereber. No obstante, en el país se hablan otros idiomas no oficiales, entre ellos el más común es el árabe marroquí y también las lenguas bereberes (tarifit, tamazight y tachelhit). El segundo idioma es el francés que se habla en todo el país,el español se habla en el norte

¿Cuál es la religión mayoritaria del país?

El islam sunní es la religión mayoritaria del país, ya que la practica más del 98% de la población. El islam sunní convive con una minoría cristiana y judía. La máxima autoridad religiosa del país es el rey.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>